2020

CUANDO EL TEMOR CONTROLA MI VIDA (PARTE 1)

Bueno, ya te estuve contando acerca de algunas cosas de mi vida en posteos anteriores, así que puedes tener una idea de con que tipo de cosas he tenido que lidiar. Mis luchas no han sido fáciles y algunas de ellas todavía me obligan a mantener una concentración muy alta en mis victorias, para no desenfocarme del lugar hasta donde ya he logrado avanzar.

Otras de mis luchas puedo decir que las he vencido, y gracias a Dios esas victorias me hacen poder sentarme a escribirte hoy con el propósito de que algo de lo que he vivido te sea útil si acaso estuvieses pasando por lo mismo o algo similar.

Hoy quiero contarte acerca del temor, un monstruo aterrador que vino a intimidarme por muchos años de mi vida y me desenfocó totalmente de mis propósitos. Lo que este monstruo no sabia era que un día iba a ser derrotado. Aquí te cuento como llego, como vivió, como se fue y como adquirí confianza.

El miedo o el temor puede llegar a nuestras vidas sin pedir permiso. Lo hace de la manera mas atrevida, porque irrumpe implacable y destruye todo lo que en nosotros habían construido nuestros padres, quizá profesores y quien sea que hubiese marcado tu vida con palabras de afirmación y seguridad.

En mi caso llegó disfrazado de varias caretas. Por nombrar algunas puedo mencionar, personas de mi familia que me hablaron palabras que me marcaron negativamente, amistades que no me valoraron, relaciones que me dejaron bastantes heridas emocionales, mujeres envidiosas que a propósito hicieron cosas dañinas contra mi y la lista puede continuar. Si bien intervinieron varias personas para sembrar el temor dentro de mi, es mi responsabilidad tomar la decisión de hacer algo al respecto.

Puedo decirte que mis temores han sido sobre todo producto de daños emocionales, así que las características mas notorias que he visto en mi misma son el temor a que alguien no me valore, o a que alguien lastime mi corazón o me hagan daño a propósito.  Quizá estos temores se parezcan a los tuyos. Pero el temor puede ser de diversos tipos, por mencionar algunos, puede ser a las alturas, a los espacios cerrados, a hablar en público, a la muerte, a la pobreza, a envejecer, al abandono, a ser juzgada.

Hay 5 tipos generales de temores en las personas:

  1. El miedo genético, este se encuentra en la persona con un sentido de supervivencia, es inconsciente y natural.
  2. Miedo real, este aflora en la persona cuya vida corre peligro por un daño eminente. Algunos tienen la tendencia a huir, otros se paralizan y otros lo enfrentan.
  3. Miedo fantaseado o neurótico (Temor), en este caso la angustia esta en su mas alto nivel. Puede ser que lo que teme se cumpla o no y funciona como una especie de profecía auto cumplidora. (Hablare de esto en otro posteo)
  4. Miedo fantaseado psicótico, altera el juicio de la realidad. Esquizofrenia. Delirio a las persecuciones o a los fantasmas.
  5. Miedo por trauma, se revela después que ocurrió el suceso e imposibilita a la persona por el resto de su vida.

El temor te atormenta y detiene tu progreso. Hace que nos volvamos cobardes y tímidas.

El temor te roba tu destino!

El temor no viene de Dios. Aquel que te creó no te diseñó con un espíritu cobarde.

Fuimos diseñadas con poder, amor y dominio propio.

Me dirás, ¿Romina, que tiene que ver el poder, el amor y el dominio propio, con el temor? … asi que tratare de explicártelo en este momento…

Una persona esclavizada por el temor, no puede amar a otros, ni ser amada, porque en su interior corren como ríos mentiras que la atormentan con pensamientos de inseguridad y desconfianza.

El temor es un enemigo que puede destruir familias, matrimonios, relaciones y hasta personas. ¿Por qué? Porque no le permite a la persona vivir con libertad la vida para la que fue diseñada. El temor nos puede tener atadas y encarceladas.

Por ejemplo en un matrimonio por mas fieles que sean los cónyuges, si uno de ellos esta preso por el temor, este traerá consigo celos e inseguridades, los celos contiendas y finalmente destrucción de la relación matrimonial y de la familia.

¿Te estas dando cuenta porque necesitamos el amor?

El temor convierte a la persona en una inútil y cobarde. Alguien que se deja destruir e intimidar fácilmente. Alguien que no asume autoridad y responsabilidad por su vida. No se tiene fe. Es débil emocionalmente. No puede conquistar aquello para lo cual Dios la ha diseñado. No vive en libertad.

¿Te estas dando cuenta porque necesitamos el poder y el dominio propio?

El temor te hace rechazar a la persona que fuiste diseñada a ser.

Quiero contarte como vencer a este gigante…

No te puedes perder mi siguiente posteo… (Segunda Parte)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Derechos de autor @ Diseña tu vida con Romina 2020