2020

LA FUENTE DE VERDADERO PODER

Nuestra vida es energizada por nuestro carácter. Tu poder y tu éxito fluirán desde tu carácter, es decir, desde tu verdadera personalidad interior, la cual a su vez esta íntimamente influenciada por tu madurez espiritual.

La mayoría de los problemas en la actualidad tienen sus raíces en el abandono del enfoque en el interior de la persona. Veamos que dicen algunos pensadores de renombre:

C.S. Lewis afirmo: “Removemos el órgano y demandamos la función del mismo. Forjamos hombres sin corazón y demandamos de ellos virtud y dedicación. Nos reímos del honor y nos sorprendemos al encontrar traidores entre nosotros. Cortamos la planta y aun así esperamos que produzca frutos. Queremos frutos pero no estamos dispuestos a entender y alimentas raíces”

Bill Bennet: “La verdadera crisis de nuestro tiempo es espiritual. Nuestro problema específico es lo que en la antigüedad denominaron con el termino de “Acedia”, lo cual es un rechazo y una negación de los asuntos espirituales en la vida del ser humano. La Acedia se manifiesta con una exagerada preocupación por las cosas materiales y externas. La Acedia es la ausencia del interés por todo aquello que proviene de origen divino. Esta conduce eventualmente al aborrecimiento de lo bueno y junto con este aborrecimiento vienen acompañados el mal carácter, la tristeza y la inmadurez emocional.

Existe en nuestros tiempos una oposición perturbadora para hablar con seriedad sobre asuntos espirituales. Pero es un hecho de que cualquiera que fuera tu fe, o aun si no tuvieras ninguna, cuando millones de personas dejan de creer en Dios, pronto vienen visibles y enormes consecuencias publicas. Y cuando el rechazo espiritual viene de la parte dirigente, intelectual y política, las consecuencias publicas son aun mayores.

Dostoievski: “Si Dios no existe, todo es permisible”

Abraham Lincoln: “La única garantía para la estabilidad y la seguridad de nuestra nación, radica en colocar nuestras bases en la moral y la religión”

Concentrarnos en un carácter que surja de las raíces espirituales , es la fuente verdadera de nuestro poder individual, institucional y social. Sus raíces espirituales darán fuerza al crecimiento de su carácter, a través del establecimiento de principios morales, la transformación interior diaria, una continua revisión de nuestro enfoque y el control de nuestros instintos básicos. Esta será su raíz. Esta es la verdadera raíz de tu vida que te permitirá experimentar el verdadero poder.

La verdadera satisfacción viene del carácter. El enfocarse en el carácter no solo es la fuente del verdadero poder, sino también la clave para una vida llena de satisfacción.

Dr. David Meyers en su libro “La búsqueda de la felicidad”: “Encuesta tras encuesta a lo largo y ancho de los Estados Unidos y Europa revelan que la gente con una creencia de fe definida y comprometida, expresan sentirse felices y satisfechos en la vida.

Entonces ¿Que nos ofrece la fe?

¿Porque los investigadores encuentran vínculos tan positivos entre la fe, la salud mental y la felicidad? Porque la fe y el desarrollo de la espiritualidad ofrecen un lugar de pertenencia en la comunidad, un sentido de propósito y una perspectiva de la vida que lleva a la felicidad del ser humano.

Sentido de pertenencia o de comunidad.-

Investigador Martin Seligman: “Vivimos sumergidos en un individualismo avasallante, sin compromiso con el bien común. Pero cuando contamos con las entidades primarias que son Dios, la familia y la iglesia, estas nos ayudan a enfrentar las perdidas personales y nos brindan una estructura de esperanza. Nos dan un sentido de conexión, de pertenencia y de identificación al ser parte de la gente.

Sentido de propósito.-

La búsqueda de significado nos motiva a la mayoría en algún momento de nuestras vidas donde nos preguntamos acerca de nuestro significado. Un sentido de misión y propósito es adoptado con mayor intensidad y profundidad por aquellos que tienen una fe por la cual viven.

El individualismo o el centrarse en el “yo” no es el mejor lugar para hallar el verdadero significado de vida. Si para alguien es difícil hacer un compromiso con tener una relación con Dios y con tener una familia estable, entonces le será muy difícil hallar significado para su vida.

Psiquiatra Viktor Frankl – analizando las tasas de mortalidad entre los prisioneros en el campo de concentración nazi: “A los que tuvieron fe… esa fe les brindó un profundo propósito interior mientras les aportaba una verdadera razón por la cual vivir resistir a los opresores.

Sociologo Roberth Wuthnow: “La espiritualidad lleva a las personas a la compasión”

Perspectiva de la vida.-

La espiritualidad nos despoja del egoísmo personal. Nos motiva a una causa mayor en esta vida y por lo tanto alimenta y estimula las raíces del éxito autentico.

Asi que por lo anteriormente descrito es que puedes ver el beneficio y la necesidad de cultivar una espiritualidad y el carácter de tu vida.

Permíteme darte algunas sugerencias acerca de cómo desarrollar en tu vida la espiritualidad interior y tu carácter.

Concentrate en el ser.-

Somos una sociedad consumida por el tener. No solo deseamos tener cosas materiales, sino también conocimiento, información y los intangibles como el amor y la felicidad. Aun asi somos una sociedad de personas notoriamente infelices, solitarias, ansiosas y co-dependientes. Mientras mas tenemos mas nos damos cuentas de que no es el tener lo que satisface al ser humano.

Cuando hablamos de concentrarnos en el ser, necesitamos enfocarnos en el carácter. Dejar de preocuparnos tanto por nuestra apariencia publica. Tendemos a enfocarnos en nuestro comportamiento exterior y no en nuestro carácter interno. Esto resulta a menudo pretender ser alguien que no somos. Proyectamos una vida y vivimos otra. Intentamos manipular a los demás producto de esto. Esto significa falta de poder para vivir.

Esta es la razón por la cual debemos enfocarnos en el carácter. Debemos vivir de adentro hacia afuera. Debemos poder lograr armonizar nuestra vida intima, privada con nuestra vida publica, exterior.

Es una gran mentira creer que nuestras vidas privadas son aparte y que no tienen ninguna influencia en nuestro rendimiento laboral y profesional. Sobre todo haciendo referencia a los incongruentes estilos de vida de nuestros lideres políticos. Estos personajes son modelos para tus hijos y el mío. Todos deberíamos estar muy preocupados por sus vidas personales. Nuestros servidores públicos han recibido una gran responsabilidad mediante el liderazgo para modelar un cierto estilo de vida.

Cultiva tu espiritualidad.-

Cuando hablamos de espiritualidad nos referimos a nuestra vida interior, pensamos en temas internos. Cuando hablamos de religiosidad pensamos en temas externos.

Cuando pienso en espiritualidad pienso en relaciones, nuestra relación con Dios y con los demás. Cuando pienso en religiosidad pienso en reglas y normas.

Cuando pienso en espiritualidad pienso en progreso, es decir, en mi desarrollo y crecimiento de mi relación con Dios. Cuando pienso en religiosidad pienso en personas que tratan de ser perfectas y que nunca lo logran y se sienten culpables por eso.

Cuando pienso en espiritualidad pienso en transparencia, sinceridad y honestidad. Cuando pienso en religiosidad pienso en fachadas, en gente tratando de ocultar cosas debido a sus debilidades.

Cuando pienso en espiritualidad pienso en ser victorioso, positivo y conviencente. Cuando pienso en espiritualidad pienso en personas dominantes que insisten en que se obedezcan sus reglas.

Cultivar la espiritualidad es edificar una relación trascendente y dinámica con un Dios personal.

Existen 3 partes en el ser humano, cuerpo forma exterior que involucra el aspecto físico de la vida. El alma que se asocia con los aspectos mentales, emocionales y volitivos de la vida y el espíritu que tiene que ver con una relación intangible que buscamos con lo sobrenatural.

Estos 3 componentes necesitan ser cultivados e integrados a fin de que la vida sea saludable y auténticamente exitosa. Sin el desarrollo completo de los tres, funcionamos como un taburete con solo dos patas.

El alma es el área donde se desarrolla el carácter. El espíritu alimenta el alma, dándole perspectiva y poder. Al alimentar y hacer crecer nuestra vida espiritual obtenemos perspectiva y poder para hacer crecer las demás áreas.

El carácter sin el espíritu es débil.

Es un error despojarnos de nuestra vida espiritual en la puerta de nuestros lugares de trabajo. La humanidad clama por algo que le ofrezca mayor significado y propósito a sus vidas diarias. Algo que les llegue al corazón y transforme sus vidas  y que no tenga que ver con rezos obligados o aprendidos o asistir a servicios de dominicales por costumbre. Es una inquietud espiritual que mas tiene que ver con la oración y el crecimiento espiritual.

“No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual. Somos seres espirituales tienendo una experiencia humana”

Wayne Dyer – escritor de best sellers

¿Como cultivar la espiritualidad? Aquí te dejo dos lugares por donde puede empezar…

La oración.-

Aprende a experimentar a Dios a través de la oración. No necesariamente reuniones formales de oración, sino una conversación franca, sencilla y honesta, expresándole a su creador, gratitud, sus necesidades, deseos, aspiraciones, penas, alegrías, frustraciones y expectativas. Este tiempo de oración y reflexión te ofrecerá perspectiva, poder y paz para hacer las cosas correctas.

Medite en la verdad.-

Antiguamente se hablaba acerca de la importancia de meditar en la ley y en sus principios de día y de noche. No se trata de vaciar nuestras mentes, si acaso eso fuera posible. Sino mas bien de llenar la mente de los pensamientos correctos, aquellos que influenciarán positivamente en nuestra manera de vivir. Al llenar nuestra mente de verdades comenzamos a remplazar las mentiras o pensamientos incorrectos.

Meditar en las verdades nos hace crecer, desarrollarnos y fortalecer nuestro carácter al máximo.

Aprendamos a meditar en las verdades de Dios porque ellas le dan significado a la vida y un sentido de pertenencia y de seguridad . Hacelo un hábito de día y de noche. Cuando te despertas y te toca planificar tu día. Cuando estas observando la creación. En la noche antes de acostarte. Y manteen una actitud expectante mientras observas como sos transformada desde tu interior.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Derechos de autor @ Diseña tu vida con Romina 2020