2018

Controlando mis Reacciones

Para discutir se necesitan dos al igual que para bailar el tango.

Solo hace falta una persona para detener la furia en un conflicto. El que lo hace esta usando su poder interior y esta asumiendo su responsabilidad.

Pero ¿Como lograr esto? ¿Cómo hacer para que de mi salgan reacciones buenas? ¿Cómo hacer para que mis reacciones sean de una mujer paciente y amorosa?

Tu puedes elegir tu reacción y ésta se inicia en tus pensamientos. De tus pensamientos siempre surgirán tus emociones, sean estas positivas o negativas.

Nadie más puede controlar tu manera de pensar ni de reaccionar. Tu eres la responsable. Para lograrlo deberás trabajar sobre tus pensamientos y verás como tus emociones serán afectadas.

Cuando en un conflicto concentras tu atención en lo que hace la otra persona se anula tu poder interior. Te vuelves débil al tratar de manipular las reacciones del otro. Querer ocuparte de lo que el otro hace, es intentar algo que jamás podrás controlar. De ahí la importancia de aprender a controlarnos a nosotras mismas.

Esta en nuestras manos la decisión de tener relaciones agradables y profundas o frágiles y decepcionantes.

¿Sabias que todo nuestro cuerpo depende de nuestra mente? La enfermedad y la salud, así como el manejo de nuestras circunstancias dependen de nuestra forma de pensar.

Es difícil controlar nuestras emociones, pero no es imposible. Si logramos modificar nuestra forma de pensar podemos influir en nuestro estado anímico. Nuestra forma de pensar se transforma cuando empezamos a remplazar mentiras por verdades. Es un proceso en el cual mientras mas te ocupes mayor desarrollo alcanzaras. Este proceso afectará directamente tus reacciones y actitudes. ¡Cuando lo logres descubrirás la libertad!

No tienes porque estar a merced de tus emociones. Puedes vencer aprendiendo a pensar correctamente. Puedes controlar lo que es controlable en vez de tratar de manipular lo que esta fuera de tu alcance.

No esperes que los demás tengan las reacciones que tu deseas. Si vives así, terminará costándote muy caro en la vida. Ni tu cónyuge, ni tus hijos, ni tus amigos, ni las personas de tu trabajo pueden tener siempre las actitudes que tu esperas. Esperamos todo el tiempo que otros nos respeten, nos admiren, nos necesiten. La verdad es que tu estabilidad emocional no es tarea de nadie, sino tuya.

Te animo a cooperar con aquel que te creó para lograrlo. Nadie mas puede darnos victoria sobre nuestros imposibles.  Me dirás, Romina, ¿que tiene que ver Dios en esta ecuación? ¿Como puede El ayudarme? Te digo que si tu bienestar depende solo de tus fuerzas y dedicación probablemente te canses y fracases en el intento. Pero si añades a tu esfuerzo fe divina y te enfocas en sus posibilidades y no en las tuyas solamente, entonces, ¡podrás gozar de tu victoria!

Que tu disfrute en la vida no dependa de la manera en que te tratan los demás, de lo contrario debes prepárate para un viaje accidentado. Pero si decides asumir responsabilidad por ti misma, tomando control de tus pensamientos, un mundo completamente nuevo se abre delante de ti.

Romina

 

 

1

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Derechos de autor @ Diseña tu vida con Romina 2020